¿Aún Sigue de Pie?:Torre Latinoamericana

Escrito por Roberto Tavera


Arquitectos: Augusto H. Alvárez.

Ubicación: CDMX, México.

Proyecto: Torre Latinoamericana.

Año: 1972.


Durante muchos años, hemos sabido de múltiplos sismos registrados el territorio México, pero hay tres en particular que han marcado de manera significativa a la ciudad de México, sismos que han cobrado la vida de muchos y han puesto a prueba a los millones de mexicanos, demostrando cada año lo unidos que somos sin importar las circunstancias, pero ¿Qué es lo que más ha sorprendido al mundo y sobre todo a los arquitectos e ingenieros mexicanos? Hablamos nada más y nada menos que de La Torre Latinoamericana.


Ubicada en la ciudad de México, La Torre Latinoamericana fue uno de los rascacielos más altos de toda Latinoamérica durante muchos años, una construcción histórica para la arquitectura, pues logró algo que jamás se imaginaban, un edificio en una zona altamente sísmica, donde toda la construcción tiende a hundirse varios centímetros cada año por lo inestable de su suelo, suelo que antes de la existencia de este rascacielos, ya guardaba una riqueza cultural, pues fue un espacio ocupado por el vivario de Moctezuma segundo, donde se resguardaban distintas especies de animales, algo así como un zoológico, lo que después de la conquista de los españoles, lo destruyeron y construyeron el extinto Convento de San Francisco.


Al pasar el tiempo en 1906 nace ahí mismo la compañía de seguros, La Latinoamericana Seguros S.A, Tras celebrar 50 años de la compañía, se pusieron la ambiciosa meta de construir el edificio más grande de México, teniendo en 1946 el permiso para iniciar con el proyecto de un nuevo y ambicioso edificio. Teniendo un gran grupo de profesionales tales como Leonardo Cevaer y los Arquitectos, Augusto Álvarez y Alfonso González Paullada inicia la construcción en Febrero de 1948, creando una amplia investigación del subsuelo, esto para conocer la vulnerabilidad sísmica con la que se estaban enfrentando y así poder darle al edificio un buen aislamiento sísmico, dando como resultado una torre de 44 pisos, y al final de ella una antena de televisión, la cual le brindaba una altura total de 181.33 m, siendo así la torre mas alta de América Latina en ese entonces.


LA FORTALEZA DE LA TORRE

Es bien sabido que la fortaleza de cada edificio es su estructura y como es formada dependiendo el peso a la que estará expuesta.



La Torre Latinoamericana se ha convertido en un referente de la ingeniería moderna al ser el primer edificio diseñado dinámicamente en el mundo, pues el motivo por el cual sigue de pie, es su cimentación con apoyo directo que consiste en 361 pilotes de concreto de punta a 34 m de profundidad hasta la capa resistente del subsuelo, seguido de una losa de cimentación a manera de cajón, siendo 3 pisos de sótano, dando una función majestuosa pues resultan ser como cajones hidráulicos, permitiéndolo flotar como el casco de un barco, aprovechando el agua del subsuelo para que cargue parte del peso del edificio y el principio de compensación, teniendo una sustitución de masas, pues al generar los cajones se tuvo que extraer tierra y esa masa se compensa con parte del peso del edifico.


Así, estos 3 factores junto con su estructura de acero, permiten que la Latinoamericana pueda absorber de mejor manera las vibraciones provocadas por un sismo, tomando en cuenta que son 44 pisos elevados a 139 m mas una antena a 42 m dando como resultado un peso total de 25.000 toneladas.


El acero con el que se creó esta estructura, fue suministrado por la compañía Mcclintok varsald, ubicada en Pittsburg, la cual se encargó también de fundir el metal con el cual se crearía la estructura del rascacielos Empire State en Nueva York. Material ligero y resistente clasificado con la denominación 47, considerado como el más innovador en ese momento

Además de contar con acristalamiento doble en las fachadas, material aislante térmico y acústico. Y si hablamos de abastecimiento de agua, esta fue la primera construcción en México donde se implementó una instalación de cobre

PRUEBAS DE FUEGO


A tan solo 1 año de su inauguración la torre gano prestigio a nivel mundial pues el 28 de julio de 1957 soporto un sismo de magnitud de 7.7 gracias a esto se le otorgo el premio del instituto norteamericano de la construcción de acero, por ser el edificio más alto que jamás haya sido expuesto a una enorme fuerza sísmica. Por si fuera poco, en 1985, para ser exactos, el 19 de septiembre, el edificio soporto nuevamente vibraciones sísmicas, pero ahora con una magnitud de 8.1 grados en la escala de Richter. Y 32 años más tarde se enfrentaría a una prueba más, una prueba que sin duda generó aún más asombro, pues la ciudad de México volvió a temblar, ahora con 7.1 grados Richter, y la Torre Latinoamérica no sufrió daños importantes, siendo uno de los edificios más seguros anti sismos ante el momento.

Teniendo en la actualidad en México edificios más altos que la Latinoamericana, nada le quitara el prestigio de ser el primer gran proyecto realizado en la CDMX en aquellos años a pesar de las críticas.

Tras varios años de su creación, el aspecto de su fachada no puede ser alterado, pues ha sido considerado como un inmueble con valor artístico.

Es interesante saber cómo a pesar del tipo de suelo, podemos construir sueños inimaginables, sueños que flotan y llegan hasta lo mas alto.

Las vibraciones sísmicas son sin duda alguna, las enemigas de algunos edificios, pero aún más, son las causantes de muchas pérdidas humanas, perdidas que sobre pasan lo material, y generan una gran unión, la unión de una nación fuerte y capaz de ayudar sin pensar en las creencias y nivel social.

La Torre Latinoamericana fue y será una de las grandes inspiraciones para Ingenieros y Arquitectos, inspiración que nos aspira a un país más fuerte, un país con rascacielos inquebrantables, seguros para quienes lo habitan.


Y todavía te preguntas ¿Por qué aun sigue de pie?


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo