Al que Modula, Dios lo ayuda: 7 Tips para el Diseño Modular

Escrito por Gerardo Adrián Flores Rojas


Pensando en aquel viejo refrán, seguro conocido por todos ustedes (Al que madruga…) y que en esta ocasión quisimos relacionar con nuestro oficio, les he de decir que no es ningún cuento. Te diré de forma contundente como es aplicado al diseño arquitectónico y porque deberías empezar a usarlo para tus proyectos.


Comencemos entendiendo que el Módulo en arquitectura es un elemento adoptado como unidad de medida para determinar las proporciones entre las diferentes partes de una composición y que se repite sistemáticamente en el espacio.

Históricamente muchos arquitectos, creadores y diseñadores conocidos han empleado su propio sistema de unidades de medida para la creación de sus obras.


En 1948, Le Corbusier usaba la medida de altura de un ser humano adulto promedio para su sistema Le Modulor que combinaba matemáticas, naturaleza y geometría. Durante el Renacimiento Leonardo Da Vinci plasmó en el Hombre de Vitrubio lo que él consideraba como las proporciones ideales del cuerpo humano mediante el dibujo detallado y anotaciones sobre su anatomía. Y si nos vamos más atrás en el siglo I a.c Marco Vitruvio Polión, arquitecto romano estableció el canon sobre la arquitectura/cuerpo humano en su tratado De architectura conocido hoy en día como el primer libro escrito sobre arquitectura que perduró en el tiempo.

Cabe destacar que en esta secuencia que aquí presento los tres personajes guardan una relación de influencia sobre los hallazgos del que le precedía y la emplearon según la visión personal de cada uno.

Así pues en nuestros días las obras que prevalecen en el tiempo tienen una cuidada proporción y sobre todo una unidad entre todos sus elementos. Si observamos un edificio y este nos parece bello independientemente de su estilo o materiales, es porque ha sido creado en base a la medida y la proporción, más allá de su materia.



Entonces si diseñamos basándonos en el orden, la escala, la relación entre cada una de las partes, apoyándonos en el conocimiento que existe sobre proporciones humanas, la aplicación de los sistemas de medición en los materiales y sistemas de construcción, además de tener un entendimiento de las actividades que se generan en el espacio obtendremos mucho mejores resultados en la creación de un proyecto.


Por estas mismas razones te daré 7 consejos prácticos de cómo usar el módulo en el diseño arquitectónico:

  1. DESPIEZA TU TERRENO. Identifica en el lugar de emplazamiento, las dimensiones, proporciones y que formas geométricas lo conforman. Esto te ayudará a fragmentarlo en elementos separados pero relacionados, esto es especialmente útil en polígonos con formas irregulares y alturas pronunciadas.

  2. TODOS LOS TERRENOS TIENEN RESTRICCIONES. Pueden ser Impuestas o no, pero debemos modular espacios previam