¡CONECTA CON EL INTERIOR!

Escrito por Lety Mojica


“Un hogar que celebra su conexión con la naturaleza y alienta a quienes viven allí a enfocarse unos a otros y al mundo que los rodea cumple con su verdadero propósito. Pues se ha convertido en el telón de fondo de una vida ocupada, hermosa y muy real.” -Lauren Liess

Si hay algo que podemos rescatar de estos tiempos, llenos de cambios e incertidumbre, que han expuesto nuestra dinámica cotidiana. Es la posibilidad que tenemos de apreciar la vida, vivir lo mejor que podamos y disfrutar realmente de nuestro hogar. Hogar es donde está todo aquello que amamos. El hogar se transporta donde nosotros, donde se cosechan los sueños, donde existen dudas y donde nada es perfecto. Simplemente es.


Es irónico que la mayor parte de nuestra vida la pasamos en interiores, pero cuando entramos en conciencia de nuestra permanencia en ellos, anhelamos el exterior como un escape, como una extensión necesaria. Y creo que precisamente en este punto que se centra el verdadero propósito de los espacios, conectar. En alejarnos del papel de espectador, donde simplemente apreciamos y declaramos que algo es bello. El interiorismo es capaz de ir más allá, de crear un contacto íntimo de tal manera que podamos encontrar la versión más auténtica de nosotros mismos. Y en este punto debo añadir, que no simplemente se trata del autoconocimiento propio, el espacio se despliega y nos brinda la oportunidad de relacionarnos con el entorno, con las personas.


Marcas como Herman Miller, han basado su desarrollo creativo en el ser humano y su propósito. Ayudando a las personas a vincularse a través de modelos de espacios de oficina donde se establece que todo comienza por la satisfacción de las necesidades básicas humanas: propósito, pertenencia, logro, autonomía, estado y seguridad.


Desde esta perspectiva, el interiorismo plantea la recuperación del propósito como sentido fundamental. No solo la creación de espacios estéticos, sino que evoquen del ser humano la sensibilidad para crear vínculos.

“Si tú y yo nos reunimos para conversar y decidimos tomar un café, esto implica mucho más que solo tomar una taza de café. Implica que vamos a mantener una conversación. Implica que vamos a conectarnos”. -Tracey Wood

Crear espacio con propósito es disponer los elementos materiales para crear atmósferas que propicien momentos personales y colectivos. En este sentido, ya no se hablaría de una producción autómata en el diseño, sino de una gestación conceptual del espacio en donde los intereses atienden las necesidades humanas de habitar.


Al relacionarse con el espacio, el ser humano se expone a una conexión y a un intercambio en donde no solo la estética explica nuestra esencia, sino que nos sumerge en un proceso creativo de interrogación.


El espacio tiene tal influencia en nosotros que es capaz de hacernos suspirar cuando entramos en contacto. Y es este mismo el que nos cuestiona todo: desde nuestras rutinas diarias, costumbres, hábitos, relaciones y gustos. Cada objeto que entra por la puerta habla completamente de quiénes somos. El espacio es un lienzo real y crudo que muestra muchas veces las elecciones que tomamos a diario, está tan conectado a nosotros que a su vez es un motor de búsqueda y cambio. Tiene la posibilidad de convertirse en un escenario que guarda la mística de nuestros anhelos más profundos, es capaz de aislarnos del bullicio y de la agitación de la ciudad. Y a su vez conectarnos con la naturaleza y con el entorno.


Juhani Pallasmaa explica como el espacio es una exteriorización y extensión del ser, siendo así que la noción del hogar va más allá de sus condiciones físicas y sus límites. Del mismo modo en que se construyen las memorias en nuestra mente, no siempre predomina en ellas el aspecto visual o lógico, sino que quedan impresiones de momentos que pueden ser activados por medio del sonido, el aroma, la textura, incluso la exposición de la luz. Entidades que de algún modo escapan a una lógica de ordenamiento y que constituyen registros importantes para el surgimiento de la identidad.


Proyecto Casa Murmuro

Casa Murmuro, es un proyecto de conceptualización en donde se cuestionan las posibilidades que tienen la arquitectura y el interiorismo de ser medios para transportar y transformar psico-afectivamente la interioridad de las personas.


Se propuso la creación de un punto a manera de recorrido que despojara los pensamientos cotidianos que vienen del mundo exterior y que producen discordancia y alteración. De tal manera que los estados de ánimo son modificados gradualmente conforme el habitante camina hacia el interior. Dicha cápsula dispone a su habitante hacia una atmósfera donde se gesta la idea del hogar, desconectar completamente de la cotidianidad y conectar con la interioridad. En este proyecto la naturaleza juega un papel importante, pues la idea de un oasis personal y familiar se siembra en la idea de caminar a través de un bosque, donde las preocupaciones van quedando atrás, y donde la conciencia del tiempo desaparece. Para así ser consciente de que somos seres sensibles, que no solamente ocupamos un espacio, sino que lo habitamos.


Considero que la arquitectura, el interiorismo y el arte tienen mucho que aportar a las personas, pues, al igual que la naturaleza, son capaces de trasminar fibras sensibles del ser humano y brindarle la oportunidad de recrear la noción del hogar que resguarda en su interior.


Quizá ha llegado el momento de hacer pausa, una exhalación mental que nos disponga a reconectar y preguntarnos: ¿Es que acaso los espacios que habitamos carecen de propósito? ¿Estamos creando espacios para disfrutarse o simplemente para impresionar?



¡GRACIAS POR LEER!


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo