DIÉBEDO FRANCIS KÉRÉ: El Arquitecto del Pueblo

Escrito por Henry Loarte


Fotografía: Lars Borges + Siméon Duchoud + Kéré Architecture + AD Magazine.


“La arquitectura consiste en crear espacios para conectar a la gente, de manera que el resultado sea atractivo por cómo se han manejado esos espacios, se han usado los materiales, se han gastado eficientemente los recursos y se ha trabajado con el clima. En lo más profundo, la arquitectura consiste en servir a la humanidad”. Francis Kéré

Nos encontramos, pues, con una biografía un tanto singular y provocativamente diferente a la del perfil del arquitecto con quienes suele compartir escenario. Francis Kéré luce con orgullo marcas rituales de escarificación que adornan su rostro, práctica habitual de ciertas regiones de África.


Nace hace 53 años, en una pequeña aldea sin electricidad de Gando, Burkina Faso, considerado como uno de los países más pobres del mundo. Gracias a las excepcionales capacidades de Diébédo y al ser el primer hijo del líder del pueblo, obtuvo un enorme privilegio reservado a muy pocos en Gando, recibir educación en una escuela atestada de niños, situada a aproximadamente 40km de su casa.


A pesar de las duras condiciones de aprendizaje obtuvo una beca de formación profesional en Alemania y a sus 30 años logró ingresar a la escuela de arquitectura e ingeniería de la prestigiosa Technische Universität de Berlín


La arquitectura de Kéré está enraizada a sus raíces pero con el uso de nuevas técnicas y materiales aprendidos durante su formación y es un claro ejemplo de influencia tradicional o vernácula entre la actualidad y tracción que se manifiesta a través de detalles, como las formas sinuosas de sus plantas o la disposición de formas circulares como los asentamientos típicos africanos. Además involucra volúmenes y crea espacios centrales que recuerdan al origen de la arquitectura africana con la caverna, gracias a ello se mantiene la idea de poblado entre los habitantes de Gando y permite conservar sus costumbres rutinarias como la vida en comunidad.


Es, en la sencillez de los materiales, en el carácter social que representa la arquitectura en esa cultura o en la constante búsqueda del confort térmico de los espacios interiores con una gran sencillez de medios, donde de una manera más abstracta el arquitecto presenta una vinculación más fuerte con respecto a la tradición del lugar, siendo estos conceptos e intuiciones, fundamentales para la tradición vernácula de ese lugar, y que trascienden y van más allá de la mera práctica constructiva, los que sin duda Kéré ha sabido modernizar, actualizar y asimilar.



Agradeciendo estimado (a) lector (a) hayas tomado unos minutos de tu tiempo para leer mi contenido y recuerda que la arquitectura es una de las grandes expresiones culturales que define la identidad de los lugares.


¡Hasta Pronto!


39 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo