El Diseño de las Ciudades POST COVID-19

Escrito por Monica Hibert




El año 2020 marca un precedente importante en la historia de la humanidad debido a la pandemia del COVID-19 que se originó en la ciudad de Wuhan China. Se han presentado muchas situaciones tanto sanitarias, como políticas, sociales, y medioambientales que marcar la pauta de lo que será el desarrollo de nuestro hábitat, nuestra sociedad y los nuevos paradigmas para diseñar nuestras ciudades. Abordaremos este problema a partir de las diferentes escalas de la disciplina metropolitana según el urbanista Pedro B. Ortiz.


En la Escala Geopolítica (1.50.0000.000) las áreas de conocimiento son la ONU (Organización de las Naciones Unidas), la EU, (Unión Europea), la OMS (Organización Mundial de la Salud) (Ortíz, 2013). El criterio que se había manejado hasta este momento a través de la ONU en la Agenda 2030 de la ONU HABITAT, es el de ciudad compacta, sostenible y el uso del transporte masivo, pero dentro de los lineamientos de la agenda, no se habían contemplado los aspectos sanitarios que ahora cobran vital importancia. La OMS marca las políticas sanitarias internacionales y se le ha criticado por su mal manejo de las políticas públicas que se gestionaron a partir de la pandemia de COVID-19, pues se presume que tenía información que pudo haber evitado su propagación.


En la Escala del Desarrollo Nacional, Territorial y Urbano (1.5000,000) las disciplinas de conocimiento son la política, la economía, la sociología, el medio ambiente, la geografía (Ortíz, 2013). En nuestro país, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), la Secretaría de Salud (SSA), con el apoyo de Cities Alliance, ONU HÁBITAT y la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable en México (GIZ) llevaron a cabo el Webinar “Contingencia COVID-19: aprendizaje para el territorio”, esto con el objetivo de analizar los mecanismos que se pueden implementar desde el sector territorial. En este conversatorio, el Secretario de la SEDATU, Román Meyer Falcón, mencionó que es un buen momento para reflexionar sobre las condiciones de habitabilidad que deben de tener las viviendas en México, así como los procesos de planeación urbana y la interacción con las autoridades estatales y locales, ya que como Estado, se tiene la obligación de analizar cómo se están diseñando los espacios públicos. (Ramírez, 2020).


En cuanto a la Escala Metropolitana (1:50.000) las áreas de conocimiento que intervienen son las de desarrollo regional e intervienen la economía, la sociología la infraestructura y el medio ambiente (Ortíz, 2013). En el Estado de Guanajuato, tenemos un sistema de ciudades medias que están conectadas por medio de la carretera 45, Celaya, Salamanca, Silao León. Lo interesante que se debe reforzar en esta escala es gestionar que estas ciudades conservan su tamaño, que no crezcan más y que tengan la posibilidad de tener sus equipamientos y sus fuentes de trabajo dentro de la misma ciudad para que no haya desplazamientos masivos.


En cuanto a la Escala Urbana que es la escala de la ciudad (1.5.000) las disciplinas del conocimiento que se manejan son la vivienda, la industria, los servicios, la movilidad, el comercio y el medio ambiente (Ortíz, 2013). En esta escala, se pone de manifiesto que nuestras ciudades, como están configuradas hasta ahora, manejan una gran desigualdad. Esto se vio reflejado durante esta pandemia de COVID-19 en Nueva York, en donde debido a su gran concentración de personas, el deficiente sistema de salud y la desigualdad social cobra la vida de los que menos tienen, pues los hospitales se vieron rebasados. Al 3 de junio del 2020, se reportan en Nueva York, 374 mil casos confirmados con 24,079 muertes. (Organización Mundial de la Salud OMS, 2020).


La deficiencia en los servicios de salud, la falta de infraestructura y la expansión de la ciudad ahora cobra muy cara su factura al poner en riesgo la vida de miles de personas que no cuentan con los servicios básicos ¿Cómo le pides a la población marginada que se lave las manos y que use cubrebocas si no tienen ni agua y el costo de un cubrebocas para ellos equivale a lo que cuesta un litro de leche? ¿Cómo se pretende que las personas se queden en su casa si hay un alto porcentaje de personas en situación de calle? Si en nuestro país, la mayor parte de los ciudadanos tiene un empleo informal, ¿cómo les pedimos que se queden en su casa? En esta escala, la ciudad debe apostar por el manejo de usos mixtos para evitar los traslados masivos, el costo de transporte y que las personas tengan cercanía hacia sus empleos y hacia los equipamientos.


En la Escala del Diseño Urbano (1.500) las disciplinas que intervienen son el espacio, los volúmenes, la semiótica y las ingenierías en la infraestructura (Ortíz, 2013). Para abordar esta escala en el espacio público como tal, tiene que ser concebido de una manera distinta para que al usarlo represente el menor riesgo sanitario para los usuarios. Que se tiene que pensar en primer lugar en las personas, en su seguridad, en su salud y en su bienestar. Tenemos que re-pensar la ciudad de una manera más humana y que se contemple la sana distancia de una manera amable. La mejor alternativa es adaptar los espacios que ya tenemos dando prioridad al peatón y a la bicicleta que por lo pronto son los medios más seguros para guardar distancia. El primer paso puede ser a través de la señalética, el segundo paso puede ser a través del mobiliario urbano y el tercer paso puede ser a largo plazo, diseñando banquetas más anchas, de manera que el espacio entre las personas sea menos invasivo. La proxémica (ver ilustración 3) puede ayudar a medir el espacio vital entre las personas y poner límites entre cada usuario de manera efectiva.

Ilustración 3 Fuente: https://twitter.com/ideasland/status/975452700774227968/photo/1

En el diseño urbano se hacen desde diferentes puntos de vista propuestas de varias intervenciones que podrían ayudar a mejorar el espacio público. Si bien, podrían ayudar a marcar ciertas pautas, pero lo más importante no es solo adaptar el espacio a la nueva modalidad de la sana distancia. Lo más importante, como lo mencionaba Vijay Govindarajan, del Darmouth College¨s Tuck School of Business de la India, es la educación. Podrás mejorar todos los aspectos, pero si no mejoras la educación, no habrás logrado nada y sin embargo, si mejoras la educación, aunque no hayas arreglado los demás aspectos, habrás logrado mucho porque le habrás dado herramientas a las personas para seguir adelante. (Govindarajan, 2020).


Trinidad Zaldívar (Jefa de la Unidad de Creatividad y Cultura, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comenta en el conversatorio sobre “Acciones y políticas implementadas en América Latina, el Caribe y el mundo para contrarrestar el impacto del COVID en el sector creativo y de innovación”, que este cambio se puede enfrentar de varias maneras: primero la resistencia, luego la resiliencia y luego la reinvención.


También comenta que la cultura se vio muy afectada al ser limitadas todas las actividades artísticas, lo que trajo consigo un problema económico muy importante ya que la cultura no solo es una manifestación artística, también es generadora de economía, pues forma toda una cadena de valor de la que dependen muchas familias. Comentó que es muy importante la cultura en las ciudades porque es la que representa su identidad y su sentido de pertenencia. Una alternativa sería hacer la cultura a escala barrial para que las personas pueden acudir a eventos artísticos cerca de su entorno, sin necesidad de usar transporte masivo y a la vez se evita que se reúnan demasiadas personas. (BID, Banco Interamericano de Desarrollo, 2020).


Bibliografía

BID, Banco Interamericano de Desarrollo. (2 de junio de 2020). ¿Qué necesita la economía naranja en medio de la crisis.

Govindarajan, V. (13 de mayo de 2020). COVID-19¨S Impact on the Future of Higher Education: What University Leaders Should Be Thinking About Now.

Organización Mundial de la Salud OMS. (03 de junio de 2020). Organización Mundial de la Salud. Obtenido de https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

Ortíz, P. B. (2013). The Art of Shaping the Metropolis. Washington DC: Mc Graw Hill.

Ramírez, R. T. (20 de abril de 2020). INMOBILIARE. Obtenido de https://inmobiliare.com/como-se-deben-desarrollar-las-ciudades-despues-del-covid-19/


¡GRACIAS POR LEER!

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo