El Edificio Rio de SAANA: CENTRO GRACE FARMS

Escrito por Sandra Gonzalez


Arquitectos: SAANA

Fotografía: Dean Kaufman, Iwan Baan , Jonah Rosenberg, Kelly McGarvey

Ubicación: Connecticut, Estados Unidos

Año: 2015

En el pueblo de New Canaan ubicado en la ciudad estadounidense de Connecticut podemos encontrar el centro Grace Farms el cual alberga un edificio multipropósito diseñado por el estudio japonés SANAA Architects y que gracias a su correcta integración al paisaje les permite a los visitantes experimentar la naturaleza, encontrar las artes, perseguir la justicia, fomentar la comunidad y explorar la fe.

Este proyecto conocido como “The River” construido en el año 2015 y ganador del premio MCHAP (Mies Crown Hall Americas Prize) 2016 que reconoce a las mejores obras construidas de arquitectura en América, se desplanta en un entorno natural de 32 hectáreas conformado por prados abiertos, bosques, humedales y lagunas. Posee una estructura elaborada con armazón de madera que serpentea libremente y de forma sinuosa a través del lugar, creando un sendero cubierto que genera espacios protegidos con aberturas hacia el exterior integrando a su vez volúmenes de cristal que conforman el programa interior. Esta materialización le permite al edificio tener una gran variedad de vistas del entorno natural que lo rodea.


Respecto a esta integración al contexto natural Kazuyo Sejima de SANAA comenta que “el objetivo con el río (el edificio) es hacer que la arquitectura se convierta en parte del paisaje sin llamar la atención sobre sí misma” por lo que tratar de conseguir que las personas disfruten de la hermosa naturaleza cambiante a través de los espacios es el concepto con el que se desarrolló este proyecto.

El programa está conformado por un santuario/anfiteatro interior para 700 personas, una biblioteca, oficinas de la fundación Grace Farms, un espacio comunitario para 300 personas, un vestíbulo y un gimnasio/espacio multiusos parcialmente debajo del nivel del suelo con laboratorio de medios y sala de juegos contiguos. También cuenta con una serie de aulas, una sala de estar, un área para niños y un área de bienvenida que se incluyeron en la remodelación de un establo ya existente en la zona. Además, entre las dos alas de dicho establo también se encuentra un jardín con un huerto que invita a la gente a entrar al lugar.

Esta variedad de usos y espacios les permiten a las personas crear relaciones personales a través de actividades sociales y artísticas, además de compartir un ambiente propicio para la reflexión, el estudio, el debate y la adoración.

Cada uno de estos espacios están estratégicamente ubicados, algunas veces uno cerca del otro y otras veces bien separados, para así crear una gran variedad de vistas y atmósferas. Esto permite que desde algunos puntos del edificio puedas obtener la vista de la gran laguna a la distancia y de otros ver los humedales en el paisaje de abajo.



Con la importante característica de que el mobiliario para Grace Farms fue construido con los árboles que se talaron para la construcción, incluyendo las enormes mesas comunitarias de 6 metros de largo, este edificio también está muy bien estructurado para brindarle a las personas espacios significativos para la convivencia en comunidad, el desarrollo cultural y una conexión directa con los paisajes naturales, que incluso en temporada de invierno se convierten en algo digno de admirar y disfrutar.



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo