Hablemos de los Trámites y el Desarrollo Urbano

Escrito por Ricardo Ibelles

La planeación de la ciudad se da por un círculo virtuoso cuyos eslabones son por un lado las leyes reglamentos, el respeto irrestricto a su cumplimiento por parte de la ciudadanía y los servidores públicos de las áreas involucradas, líneas de gestión claras, eficientes y eficaces, atribuciones de cada entidad sin redundancia en documentos y criterios de revisión y personal capacitado que además de tener claros los lineamientos debe de tener homologados los criterios de validación de la información proporcionada por el ciudadano que lo requiere.


La construcción de la ciudad debe de partir de una planeación que además de plasmarse en diversos planes y programas debe de acompañarse de los reglamentos que aseguren el llegar a esos objetivos y hacerlo de la mejor manera y con el menor uso de recursos.


Hoy que cambiamos de administración en el municipio, consideramos que, es un buen momento para revisar la normatividad, los procedimientos y criterios existentes para tramitar diversos permisos y tener un desarrollo armónico de la ciudad producto de una actualización de los reglamentos, revisión de los procesos y transversalidad entre dependencias que evite las duplicidades que hoy en día llevan al solicitante a deambular entre dependencias, a presentar información redundante y enfrentar criterios totalmente opuestos para la atención.

La situación que vivimos actualmente nos ha llevado a trabajar los procesos mediante plataformas digitales cuyos alcances deben de ir más allá del escaneo de los documentos para pasar a una simplificación en la tramitología que facilite a los tomadores de decisiones la dictaminación y que le dé certeza y transparencia a los ciudadanos de que las respuestas que se obtengan son en apego a la reglamentación vigente.


Esto se logrará actualizando los procedimientos evitando duplicidades y dejando claros los alcances en los reglamentos. Hoy en día hay procedimientos que a pesar de que los documentos se suben a una plataforma de manera digital, la dependencia solicita que el ciudadano al final presente el original del comprobante de pago, lleve los documentos en físico y que estampe su firma de que recibió la respuesta. Otra situación que se da es que cada dependencia solicita las escrituras del inmueble y la identificación del propietario aún y cuando esa información ya fue validada por la Dirección de Desarrollo Urbano que da constancia de ello en el Permiso de Uso de Suelo, documento que también solicitan las dependencias.


Es momento de preguntar y que se nos informe la utilidad de generar un Certificado de Clave Catastral, que tiene un costo de $104.00, el cual puede ser cubierto con una copia del recibo predial que presente el solicitante y que en desarrollo urbano podrían verificar en automático al cotejar con la información de tesorería.


¿En serio es necesario ese certificado?


También habrá que revisar el motivo por el cual no se permite en fiscalización que gestores hagan los trámites, algo que sí es posible en prácticamente el resto de las dependencias además de obligar a los representantes a presentar poderes notariales cuando en el resto de las áreas el trámite se efectúa con poder simple.


Estos son algunos de ejemplos de las áreas de oportunidad que hay que trabajar para que la dinámica que nuestro municipio exige tenga una administración moderna, eficiente y eficaz que simplifique los trámites y que permita un desarrollo armónico con el territorio, el medio ambiente la protección civil y la operatividad de los negocios en las mejores condiciones para su próspero crecimiento.


¡GRACIAS POR LEER!



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo