JORGE SUCCAR: Fotografo arquitectónico

Escrito por Camila Fuentes

Jorge Succar es un reconocido Arquitecto y fotógrafo nacido León Guanajuato, actualmente tiene 30 años en los cuales casi la mitad de ellos, los dedicó a poder crecer profesionalmente y nutrir sus conocimientos en diferentes áreas de la arquitectura.


Desde pequeño en la escuela siempre elegía los talleres que involucran arte, tenía clases de música, dibujo y pintura, fue un área que siempre despertó una motivación en él para poder escoger una carrera que se acercara a lo que le gustaba hacer qué era arte. Sin embargo, en algún momento de su vida tuvo la idea de estudiar biotecnología, pero en último semestre de preparatoria escogió ingeniería que tenía un taller de dibujo arquitectónico que le gustaba mucho y así fue su primer acercamiento a decidir estudiar arquitectura como su carrera profesional.


Estudio en el año 2008 en la Universidad Iberoamericana en Ciudad de México la carrera de arquitectura, a medida que iba cursando su carrera llegó un punto en el cual tuvo una “pequeña crisis” de no estar muy seguro si realmente esta era una carrera para él, pues algunas veces no se veía en un futuro construyendo casas y no sabía si estaba estudiando lo correcto. Un día en una conversación con su padre, puedo entender que la arquitectura era una formación que no definía a que se iba a dedicar en un futuro, si no finalmente solo era un camino que lo podía llevar a decidir entre esa baraja de opciones y oportunidades que tiene esta carrera, como lo es el diseño interior, la construcción, la fotografía hasta poder escribir acerca de edificios y ciudades. Así que decide continuar y disfrutar de su proceso de aprendizaje.

Paralelo a su carrera empezó a despertar en él, las ganas de empezar a tomar fotos, su roomie lo motivó e introdujo a lo que en un principio era solo un hobbie. Su padre le hereda una cámara con la cual da sus primeros disparos en diferentes viajes que realizó junto a la universidad a lugares como Estados Unidos y Cuba, estos destinos fueron dedicados a captar diferentes imágenes donde puedo empezar en la fotografía de arquitectura, poniendo en práctica algunos de los conceptos esenciales que iba aprendiendo en su carrera. Un momento importante para él fue cuando obtuvo su primer smartphone, ya que era más práctico de llevar y así observar constantemente detalles que se le cruzaban en la calle, como una sombra interesante, un detalle de una fachada o simplemente una persona caminando por un edificio.


Culminó sus estudios en el año 2013, y junto a otros compañeros ganó el premio Catedral Blanca que da Cemex para una beca en Liechtenstein Europa, para poder estudiar un semestre de la maestría de arquitectura. Fue una experiencia enriquecedora para él, donde pudo aprender y tratar de explotar su potencial como fotógrafo.


Regresa a México y entra a un despacho de arquitectura donde estuvo en obra, algo que anteriormente no había podido experimentar y fue un momento de aprender esa transacción de salir de la universidad a estar en una obra real, no tuvo alguien que lo guiara o explicara cómo era el desarrollo de un proyecto y empezó un proceso de aprendizaje por su cuenta.


Años más tarde decide empezar a practicar la fotografía de arquitectura profesional, ya que en León no había alguien que se dedicara específicamente a este tipo de fotografía. La mayoría de su conocimiento fue adquirido empíricamente e independientemente, a través de libros y cursos en línea y fue allí donde empezó a tener varias propuestas para retratar diferentes proyectos ya con una visión de arquitecto.


Desde que estaba en la preparatoria en la mayoría de sus proyectos la escala humana tomaba un papel muy importante para él desde la representación, trataba en la secciones siempre poner escalas que representan la habitabilidad del espacio y se pudiera ver para qué y cómo se usa el espacio:

“La arquitectura sin una escala humana se vuelve algo escultórico”.

Por esta razón, la escala también es fundamental a la hora de fotografiar arquitectura. En sus inicios su novia que actualmente es su esposa, era la modelo para la mayoría de sus fotografías tratando de mostrar esa habitabilidad de la forma más natural para el espectador, y así lograr que las personas que vean la fotografía puedan imaginarse estando allí.