La Influencia de la Arquitectura Mexicana en Tadao Ando

Escrito por Edgardo Cruz.


Proyecto: Casa Wabi

Arquitecto: Tadao Ando

Ubicación: Puerto Escondido, Oaxaca, México.



Tadao Ando, uno de los arquitectos más prolíficos de la actualidad, ganador del Premio Pritzker en 1995, sus obras han dejado una indiscutible huella en la historia de la arquitectura contemporánea, por su forma de utilizar el concreto de manera artesanal y estableciendo un diálogo entre sus propias ideas y los requerimientos del entorno natural, las costumbres y los programas de necesidades de nuestra sociedad moderna.


El documental de 53 min que podemos encontrar en Prime Video. Fue dirigido por la mexicana Fernanda Romandía, donde Tadao Ando cuenta su experiencia de vida y su largo camino para lograr ser el arquitecto de renombre que es hoy en día, nos permite conocer de una forma más íntima al arquitecto nipón, así como las influencias que lo han llevado a crear su estilo arquitectónico. El documental va mezclando la descripción que hace el arquitecto sobre su forma de ver la arquitectura e imágenes del proceso constructivo de Casa Wabi.


Ando nos narra que desde su infancia soñaba con ser arquitecto, el problema era que no contaba con los recursos económicos para tener una educación profesional;

“Sin embargo, quería ser arquitecto, aun sin la universidad ni la formación arquitectónica, mi mentalidad era volverme arquitecto”

, cuenta que decidió tener una educación diferente, comenzó a leer libros de arquitectura y a entenderlos a su manera, así como visitar los antiguos templos japoneses cercanos a su ciudad natal, Osaka.


Posteriormente el arquitecto japonés, explica su paso por el boxeo; experiencia que le ayuda en su estudio Tadao Ando Architects & Associates, lo cual explicare más adelante. A los 17 años decide probar en el boxeo, ya que había un gimnasio cerca de su casa, donde organizaban peleas y dando una sola pelea podía ganar un tercio de su salario.


Después del boxeo retoma su deseo de convertirse en arquitecto, trabajando para muchos despachos, ya que comenta que: “por mi egoísmo solía renunciar cada medio año” lo que le permitió trabajar en diseño estructural, diseño de interiores, diseño arquitectónico, planeación urbana, aprendiendo sobre arquitectura en términos generales.


A la edad de 22 años decide viajar por todo Japón y a los 24 emprende un viaje alrededor de Europa y África, con el fin de aprender más sobre arquitectura.


“Aquellos que quieren hacer arquitectura deben de tener un amplio rango de interés, es decir, ser curiosos. Uno tiene que entrenar la curiosidad a diario. Uno tiene que fortalecer el musculo de la creatividad todos los días”