Los Arboles en Nuestros Proyectos

Escrito por Ricardo Ibelles


Los árboles nos proporcionan diversos servicios ambientales: retienen partículas contaminantes, nos dan sombra y crean un microclima a su alrededor, sirven de hogar para una diversidad de plantas y animales y además pueden ser grandes aliados para contribuir a que nuestros proyectos tengan características que los hagan únicos, además de sustentables. Pero, ¿qué es lo que nos ofrecen los árboles para tener mejores proyectos?, veamos:


Confort ambiental en los edificios.

Colocar el ejemplar adecuado en la posición correcta contribuirá a que la temperatura de nuestros edificios sea confortable. Para amortiguar el asoleamiento en nuestras fachadas que dan al poniente, la sombra que proporciona un árbol puede disminuir la temperatura hasta en 5° centígrados lo que puede ser la diferencia entre usar o no el aire acondicionado. Además si elegimos un árbol de hoja caducifolia, en invierno tendremos calor. El ahorro energético es evidente.


Elemento focal.

Un ejemplar de una especie que tenga una estructura interesante le dará al espacio donde se coloque un interés estético y se convertirá en el elemento de interés en el proyecto. Si además se aprovecha algún ejemplar presente en el terreno del proyecto y éste tiene un porte interesante, definitivamente se convertirá en el protagonista del edificio.


Sombra protectora

Los pavimentos y otros elementos constructivos de los proyectos tendrán una mayor durabilidad si están al cobijo de la sombra de los árboles. Dependiendo de la especie la sombra podrá ser tamizada, como la ofrecen los mezquites o densa si se trata de laurel o encino. En cualquier caso se tendrá el beneficio de amortiguar los rayos del sol.


Aroma, Flor o fruto

Hagamos la selección de la especie, dependiendo del beneficio que queremos tener. La floración de algunas especies dará durante esa temporada del año una fisonomía peculiar al edificio. Los frutales además nos proporcionan una opción para degustar sus frutos. El aroma que despiden algunas flores o el follaje crea una atmósfera relajante.


El tronco: colores y texturas

El tronco también podrá ser un elemento de interés que no está por demás considerar al momento de seleccionar nuestro ejemplar. Hay texturas lisas o rugosas. Hay cambio de “piel” que produce situaciones de interés y también hay coloraciones a las que podremos sacar todo su potencial si ubicamos en ejemplar o ejemplares en el lugar en el que puedan ofrecernos todo su potencial.


Para que todas las cualidades reseñadas anteriormente sea aprovechadas al máximo y evitar que una buena intención se convierta en un dolor de cabeza, será necesario considerar lo siguiente: