MARCEL BREUER: Un arquitecto audaz

Escrito por Cesar Calderón


Marcel Breuer fue un renombrado arquitecto húngaro-estadounidense, clasificado entre los arquitectos y estudiosos más influyentes del siglo XX. Breuer ha emergido como un innovador audaz, experimentando constantemente con nuevas formas, adoptando tecnología y materiales recientemente desarrollados para crear una obra maestra que complementa la era industrial. Se le considera como uno de los principales defensores del estilo internacional. Y como el mismo mencionó:


"La arquitectura moderna, no es un estilo, sino una actitud"

Marcel Breuer nació el 21 de mayo de 1902 en Pécs, Hungría. Se trasladó a Viena con su familia a los 18 años. Asistió a la Academia de Arte para continuar sus estudios como pintor, sin embargo, muy pronto se desencantó y amargó con el enfoque ecléctico y sus diversos estilos históricos. Después de luchar para motivarse durante seis meses, Marcel abandonó su intención de convertirse en pintor y decidió, en cambio, aprender un oficio. Luego se matriculó en Bauhaus, Weimar, una escuela de diseño, construcción y artesanía desarrollada recientemente.


Durante los siguientes cuatro años en la Bauhaus, Breuer se dedicó al estudio de la arquitectura, estuvo muy inspirado e influenciado por Walter Gropius, quien era el director de la escuela de aquella época. Breuer mostró la promesa de un genio arquitectónico y artístico, y después de demostrar que era un estudiante brillante, fue nombrado jefe del departamento de muebles.


En 1928, Breuer estableció su propia práctica como arquitecto y diseñador de interiores, y ubicó su oficina en Berlín. Comenzó a recibir numerosos pedidos y pronto se embarcó en la construcción de varios diseños radicalmente innovadores para casas particulares. Además de eso, dedicó su tiempo libre a desarrollar y simplificar marcos teóricos inexplorados, entre los cuales, ideó un plan para un hospital, y el diseño incluyó un edificio de concreto de varios pisos, sostenido por una serie de escalones en voladizo.


En 1933, Breuer se vio obligado a abandonar Alemania, se trasladó a Londres y comenzó una lucrativa asociación con F. R. S. Yorke. Sin embargo, la sociedad tuvo que disolverse solo 4 años después, ya que Breuer aceptó la invitación de Gropius a los Estados Unidos. Gropius, quien se desempeñaba como presidente del departamento de arquitectura de la Universidad de Harvard, facilitó a Breuer unirse a la facultad de Harvard.


Breuer demostró ser un maestro notable, influyó en una generación de jóvenes diseñadores y pulió sus talentos para convertirlos en arquitectos prometedores y operativos.


¡GRACIAS POR LEER!

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo