Una Materialidad Significativa: Las Nuevas Tendencias en el Interiorismo

Escrito por Lety Mojica

A un mes de terminar el año y no podemos esperar más para recibir el 2021. Con muchas o pocas expectativas contamos que sea un año con un panorama más optimista. Desde la visión del Interiorismo se ha dado la oportunidad para ser conscientes de los espacios que vivimos, reforzando los ideales del habitar y la conexión con el hogar.


Durante todo este tiempo las tendencias del interiorismo destacaron por la integración de elementos y fibras naturales. Los cuales fueron una fuerte inspiración, que sin duda alguna retomaran fuerza para el siguiente año. Tonos tierra, azules inspirados en los océanos y los verdes del bosque. Serenidad y destellos de color. El uso de materiales sustentables para la creación de nuevos objetos, la deconstrucción de los arquetipos tradicionales dentro de la arquitectura y los espacios multifuncionales también tomarán protagonismo.


Toda esta serie de tendencias globales enmarcan el camino del pensamiento humano de su época, es muy interesante ver como dentro de la constante evolución siempre se conservan los orígenes. En disciplinas como es el Interiorismo pareciera que hacemos un viaje a través del tiempo y que sin embargo la propuesta estética permanece siendo actual.


Como bien ya lo dijimos las tendencias son inclinaciones hacia cosas determinadas, pero esto no significa que lo sean todo para la creación de una propuesta de diseño de interiores. De aquí parte el criterio de la conceptualización, el cual es un proceso de abstracción y síntesis, que nos permite acotar la información del mundo global y adaptar ciertos criterios tomando en cuenta las realidades especificas del proyecto.


El espacio es lo que hay entre los objetos. Esta frase me gusta mucho pues la concepción del espacio esta ligada completamente a los hechos que ocurren entre cada elemento que conforma una habitación. No simplemente es la elección de un color sino la creación de una historia que se desplegará alrededor de este. El espacio es el dialogo entre materiales y objetos que se transforma en un discurso trascendental para las personas.


¿Cómo entonces se da el primer esbozo para la creación de un espacio?


Cada firma de interiorismo desarrolla sus propios procesos creativos, que los lleva a generar diseños personalizados para cada usuario. Sin embargo, en esta ocasión hablaremos de la importancia de un moodboard, una paleta de materiales que se crea a partir de ideas aspiracionales. Y que dentro del proceso de conceptualización de un espacio se plasman los primeros destellos del proyecto.



Esta etapa junto con el bocetaje son las bases creativas donde las posibilidades son ilimitadas. Una paleta de materiales debe ser creada desde la perspectiva de cualidades, donde los materiales que se eligen son vistos por las características que poseen y las sensaciones que pueden producir en el espacio. Desde este proceso se comienza la interrogación y la puesta en escena de las necesidades.


La línea, el color, la textura y la figura son conceptos que bien seleccionados hacen que los espacios adquieran propiedades visuales y sensoriales, por ejemplo: que doten de amplitud, calidez, luminosidad, simplicidad, complejidad, estilo, personalidad, dinamismo, suavidad etc.


La construcción del espacio no se trata solamente de matices sino de la forma en como todo se integra. Pues, por si mismos estos elementos materiales aportan cualidades, pero juntos en proporción, equilibrio y simetría forman la experiencia de cada espacio.


En lo personal considero que este tipo de ejercicios creativos aportan personalidad y originalidad a los proyectos de diseño y son una gran oportunidad de enfrentarnos a las muchas posibilidades de creación.


¡GRACIAS POR LEER!


1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo