Lo Nuevo de Netflix: MINIMALISMO: ¿Menos es Más?

Escrito por Roberto Tavera



En los últimos años se ha trabajado demasiado sobre este tema, y está relacionado con la arquitectura que actualmente se realiza en la mayoría de los despachos, pero, te has preguntado si ¿realmente es responsabilidad del arquitecto el obtener una arquitectura minimalista?


Esta ocasión queremos hacer que pienses tu respuesta bien, y te ayudaremos a obtener una respuesta más específica con la siguiente recomendación.


La plataforma Netflix, nos ha brindado demasiado entretenimiento con el cual disfrutamos en nuestro tiempo libre. Si tecleas “arquitectura” obtendrás distintos títulos enfocados al diseño y diseño de interiores, pero hay uno que, por el nombre, relacionarías demasiado a lo tecleado en el buscador, “Minimalismo: menos es más” todos hemos utilizado más de una vez esa famosa frase.


Pero esta vez el documental antes mencionado está enfocado en el “consumismo masivo” a la persona obsesionada por obtener mas y mas de todo aquello que se actualiza, desde la tecnología hasta lo que traemos puesto, y todo por encajar en una sociedad que poco a poco comienza a ver la felicidad en lo material, que mientras más cosas nuevas y a la vanguardia obtienen, más felices y más aceptados se sienten ante los demás.


El documental tiene como finalidad, hacer entrar en razón a la población de lo grave que es el llegar a tener el hábito de acumular cosas innecesarias. Los protagonistas de este documental son Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus, dos hombres que crecieron con carencias económicas y aun así entendieron perfectamente el concepto de minimalismo, la importancia de no acumular lo innecesario en lo necesario, que es el espacio habitable. Aquí es donde el concepto minimalista que le brindó el arquitecto a la obra, se pierde.


Uno como arquitecto tiene la visión de que su proyecto será respetado y habitado de la manera que él lo haría, pero desde que el recinto es entregado al cliente, desde ese preciso momento la arquitectura construida se postra en una balanza, donde o continua con el concepto del arquitecto o cambia radicalmente por los caprichos de quien la habita.


Desafortunadamente el arquitecto no puedo hacer nada al respecto, por lo que se arriesga todo en cada uno de los proyectos a desarrollar. Mas sin embargo, también influimos mucho en el consumismo masivo, a que me refiero con esto, cada que desarrollamos un proyecto, tratamos de ocupar y aprovechar cada uno de los metros cuadrados que el predio tiene, pues deseamos obtener el mejor resultado obra tras obra, tratando de que el nuevo proyecto sea aún mejor que el anterior, de la manera que sea llegamos a lograrlo, y aunque tratemos de generar un concepto minimalista, pocas veces se logra el objetivo, aun así, es difícil cambiar el hábito de quienes habitarán el espacio diseñado.


En mi opinion, el ver y asimilar dicho documental, logro hacerme entender que no todo está en nuestras manos, y que no terminamos por completo cada una de nuestras obras, pues está en nosotros terminar de convencer al cliente como hay que habitar lo construido y cómo es que se debe de conservar al paso de los años, dándole la versatilidad de poder actualizar dicho proyecto para así adaptarse a lo nuevo, si fuese necesario.

Para cumplir con el concepto minimalista debemos de tener en mente las necesidades del cliente, sus hábitos y su manera de vivir, no podemos pedir cambios radicales, debemos de aceptar y entender que no cualquier persona puede acoplarse a las tendencias o mejor dicho a los conceptos que deseamos brindar. En ocasiones debemos de hacer lo que el cliente desea por más difícil que sea.


Mi consejo es, disfruta del documental, analiza cada parte de este y ojalá puedas obtener la respuesta de la pregunta inicial, ¿Realmente es responsabilidad del arquitecto el obtener una arquitectura minimalista?


Toma asiento y disfruta de lo que en esta ocasión Revista #477 te recomienda.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo