La Rehabilitación de la Nueva Azteca de Madrid

Escrito por Camila Fuentes


Proyecto: Nueva Azteca de Madrid.

Arquitectos: Diller Scofidio+Renfro.

Ubicación: Madrid, España.

Hoy en día el urbanismo contemporáneo, trata de rehabilitar y rediseñar algunas zonas de la ciudad con el fin de poder recuperar y potencializar el objetivo por el cual fueron pensadas en un inicio estos sectores de ciudad, y de igual manera poder crear espacio más sostenible y que puedan ayudar al desarrollo colectivo de dichos distritos.


En este artículo estaremos hablando sobre el Nuevo Azteca de Madrid y su reconstrucción urbana. El proyecto se dio a partir de un concurso de arquitectura, con el fin de rehabilitar la zona azteca en la ciudad de Madrid y ya se sabe quienes fueron los ganadores. La sociedad privada Renazca quienes lideran la recuperación del centro financiero, ha revelado que el estudio de arquitectura Diller Scofidio+Renfro, Junto a los paisajistas británicos Gustafson Porter+Bowman y el socio español B720 Fermín Vázquez Arquitectos, han sido los elegidos para la construcción de este nuevo proyecto.


"Renazca marcará un nuevo referente para la ciudad del futuro, enfatizando el papel de la accesibilidad, los espacios abiertos y la sostenibilidad"

"Establecerá un nuevo punto de referencia para la ciudad del futuro, al crear un espacio público más abierto y conectado con énfasis en la sostenibilidad y la accesibilidad".

El Proyecto ganador responde a crear zonas peatonales, recuperar espacios no utilizados de esta gran manzana financiera, mejorar la conectividad con los barrios cercanos y crear amplias zonas verdes y peatonales, así como espacios que alberguen programación cultural y de actividades comunitarias.


La idea central del proyecto consiste en desplegar una superficie ajardinada en la supermanzana de Azteca. La alfombra verde consiste en un un amplio jardín central y quince micro parques entre los edificios, con el fin de convertir la zona azteca en un espacio más conectado, abierto y accesible. creando un ecosistema urbano de gran biodiversidad.

Según se ha comunicado, el parque incluirá especies vegetales autóctonas, con jardines auto-sostenibles, el estudio de arquitectura crea un ecosistema urbano biodiverso, con una red de agua dinámica que recuerda los antiguos canales de ríos que una vez cruzaron el sitio. Un sistema de captación y almacenamiento de agua de lluvia regará el paisaje y regulará una característica de agua diseñada de manera sostenible.


Se aprovecharán los espacios en desuso para crear zonas productivas, con programación cultural y para la comunidad, de manera que crezca la actividad en toda la zona. Entre esos espacios residuales habrá también lugares pensados para proyecciones audiovisuales, así como un pequeño auditorio para eventos culturales. La idea es crear un hábitat natural que funcione como un refugio al mismo tiempo que integrar todo tipo de actividades sociales y culturales que revitalizan la zona. En este sentido, el proyecto propone incorporar un mercado de productos frescos, un parque infantil, una biblioteca al aire libre, un jardín de esculturas, cafeterías y bares, un invernadero e incluso una zona de coworking al aire libre y un FabLab.