¿Por qué Grafton Architects ganó el Premio Pritzker 2020?

Escrito por Roberto Tavera


¡Por primera vez, un dúo de mujeres ganó el premio Pritzker!


Yvonne Farrell y Shelley McNamara, de Irlanda son las arquitectas galardonadas del Pritzker 2020. Fundadoras del estudio Grafton Architects en 1978 en Dublíny. Desde el que llevan más de 40 años realizando proyectos, sobre todo, locales y con vocación de servicio. Una arquitectura en la que la luz natural, como reflejo del paso del tiempo y elemento de conexión con el exterior es una constante.


¿Por qué Grafton Architects ganó el Premio Pritzker 2020?


Tener el dominio entre el entorno urbano y la artesanía de la construcción es un tema que muy pocos han podido lograr. Y las fundadoras de Grafton Architects han tenido ese gran equilibrio en cada una de sus obras.


“Pioneras en un campo que tradicionalmente ha sido y aun es dominado por hombres, son también faros para otras mujeres al forjar su camino profesional ejemplar” mencionó el jurado.

Por su integridad en el enfoque de sus edificios, por su compromiso incesante con la excelencia en arquitectura, su actitud responsable hacia el medio ambiente, su capacidad de ser cosmopolitas al mismo tiempo que adoptan la singularidad de cada lugar en el que trabajan, por todos estos motivos y más, reciben el Premio Pritzker de Arquitectura 2020 ", dijo el jurado sobre Farrell y McNamara.


También citaron edificios universitarios en Perú y en Italia, destacando que las arquitectas:

“han logrado una escala humana a través de la composición de espacios y volúmenes de diferentes tamaños. Los diálogos que crean entre edificios y entornos demuestran una nueva apreciación tanto de su obra como del lugar”.

¿Cuál fue la respuesta del dúo, ante su menciono como ganadoras?


“La arquitectura es un marco para la vida humana. Nos ancla y nos conecta con el mundo de una manera que ninguna otra disciplina de creación de espacio pueda”, dijo Shelly McNamara.
"La arquitectura podría describirse como una de las actividades culturales más complejas e importantes del planeta. Ser arquitecto es un enorme privilegio y ganar este premio es un maravilloso respaldo de nuestra creencia en la arquitectura, gracias por este gran honor", señaló Farrell

"Dentro del espíritu de una práctica como la nuestra, a menudo hemos luchado por encontrar espacio para la implementación de valores como el humanismo, la artesanía, la generosidad y la conexión cultural con cada lugar y contexto en el que trabajamos. Por lo tanto, es extremadamente gratificante que este reconocimiento se nos otorgue a nosotros, a nuestra práctica y al cuerpo de trabajo que hemos logrado producir durante muchos años ", dijo McNamara.

Destacando la mención que hizo la directora ejecutiva del premio Pritzker Martha Thorne

“Estoy particularmente feliz de que dos mujeres hayan ganado el premio, marcando un camino para otras mujeres —un rol ejemplar— demostrando que el talento, ya sea de hombres o mujeres, es muy valioso para los desafíos que estamos enfrentando.”

Podemos retomar el tema de la fuerza y el poder mental que tiene la mujer, en cualquier ámbito, entendiendo la importancia que esta tiene en nuestro mundo actual, y así darle el valor que se merece.


Como aportador de esta editorial de #477, expreso mi felicidad ante dicho galardón y deseo que las arquitectas de todas las generaciones, crean en sí mismas, que así como pueden tener raíces para crecer y brindar frutos, también pueden tener alas para volar muy lejos, tomen fuerza, hacer valer su palabra y hacer notar su presencia en esta profesión, que demuestren al mundo entero que no hay género en las profesiones, solo hay seremos humanos luchando por demostrar sus habilidades y su potencial este juego llamado vida. Seamos parte de esta gran inclusión, seamos más humanos.


Yvonne Farrell y Shelley McNamara crean arquitectura, crean el lugar donde se mezclan las esencias de la vida.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo