PRIMAVERA EN LA CDMX: Santa María la Ribera

Escrito por Monica Hibert


Santa María la Ribera

Santa María la Ribera es uno de los barrios más tradicionales de la CDMX. Está ubicado en la Delegación Cuauhtémoc. Los barrios o distritos son las secciones de la ciudad cuyas dimensiones oscilan entre medianas y grandes, concebidas como de un alcance bidimensional, en el que el observador entra “en su seno” mentalmente y que son reconocibles como si tuvieran un carácter común que los identifica. (Lynch, 1960)


Fue el primer fraccionamiento construido fuera del trazo original de la antigua Ciudad de México (León, 2015). Es uno de los fraccionamientos urbanos dirigidos a la clase media del siglo XIX y todavía conserva algunos elementos de aquella época. En 1861 inició la venta de los terrenos delimitados por la Avenida México-Tacuba, la calzada Nonoalco, Insurgentes y la Calzada Verónica, lo que ahora es el Circuito Interior, que formaban parte de los ranchos de la Teja, Santa María y Los Cuartos. (MXCITY, 2018).


Según el censo de 1895, la Ciudad de México tenía trescientos sesenta mil habitantes. La ciudad entonces estaba constituida por la parte vieja (El Centro Histórico) y por unas cuantas colonias: Guerrero, Arquitectos y, por supuesto, Santa María la Ribera, que contaría en ese 1895, con alrededor de cuatro mil habitantes. (Padilla, 2007).


En su diseño estaban incorporados los últimos cánones del urbanismo, era vanguardista y obedecía al que se empleaba en los grandes desarrollos residenciales en Europa y Estados Unidos; aunado a esto, la colonia estaba situada geográficamente en la zona que representaba el México moderno; a solo unos pasos de la estación del ferrocarril. Para el año de 1895 se habían tendido en la república más de diez mil kilómetros de vías férreas, lo que le dio oportunidades de negocio a un grupo de personas que se benefició de manera rápida y encontró en esta colonia un lugar ideal para vivir. (Padilla, 2007)


Santa María la Ribera tiene una excelente ubicación cercana al Centro Histórico de la CDMX, tiene varios edificios emblemáticos como lo son El Museo del Chopo, un edificio de acero y vidrio de 1905. Este edificio lo diseñó el arquitecto Bruno Möring con estilo Jugendstil equivalente al Art Nouveau alemán. El empresario mexicano llamado Jose Landero y Coss compró tres de las cuatro salas de exhibición para traerla a la ciudad de México con el objetivo de hacer una empresa dedicada a realizar exposiciones industriales y de arte. La nave industrial se desarmó y se trajo a la capital, se armó de 1901 a 1905 bajo el mando del ingeniero Luis Bacmeister. En la actualidad el edificio fue restaurado por el Arq. Enrique Nortem y es un museo universitario. (Prieto, 2015). La Casa de los Mascarones es un edificio construido en 1771 al estilo barroco y que hoy alberga la escuela de lenguas de la UNAM (León, 2015), el Museo de Geología de la UNAM, el templo de la Sagrada Familia y varias casas con alto valor histórico construidas en el porfiriato.


En 1910 se colocó en la alameda el Pabellón Morisco que es un elemento que le da identidad al barrio. Fue diseñado por el Ing. José Ramón Ibarrola para ser el pabellón de México en la Exposición Universal de 1884 en Nueva Orleans. Se fundó en Pittsburgh en la acerera de Andrew Carnegie. (MXCITY, 2018)


Para representar a México, este pabellón fue trasladado a Chicago y luego a la Feria de San Luis Missouri. Cuando concluyeron estas dos exposiciones el Pabellón llego a la Ciudad de México y fue instalado en el costado Sur de la Alameda Central, donde ahora se ubica el hemiciclo a Juárez y aquí se llevaban a cabo los sorteos de la Lotería Nacional. En 1972 fue declarado Monumento Artístico de la Nación por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. (MXCITY, 2018)


En la actualidad, este monumento es un importante ícono que le da identidad a los habitantes de la Colonia Santa María la Ribera. Yo tuve la oportunidad de vivir mi infancia en este lugar y gracias a la tecnología, ahora tengo contacto con los que fueron mis compañeros de la primaria. Actualmente todos migraron a diferentes partes, pero todos tenemos en nuestra memoria a este pabellón. En la almeda del barrio se ubican varias jacarandas. Una de las virtudes de este árbol es que de acuerdo a su follaje, se marcan muy claramente las épocas del año. En primavera se puede observar las jacarandas en flor. Estos otros elementos no se limitan a estructurar interiormente la región, sino que también intensifican la identidad del conjunto porque enriquecen y profundizan su carácter. (Lynch, 1960).


Bibliografía

León, M. G. (Octubre de 2015). MXCITY. Obtenido de https://mxcity.mx/2015/10/una-mirada-a-santa-maria-la-ribera/

Lynch, K. (1960). La imagen de la Ciudad. Gustavo Gili.

MXCITY. (2018). Obtenido de https://mxcity.mx/2018/09/la-legendaria-historia-del-magnifico-

Padilla, M. F. (2007). Vida diaria del habitante de Santa María la Ribera a finales del siglo XIX. Palabra del Clío, Revista de Divulgación Histórica, 72-81.

Prieto, S. J. (Octubre de 2015). MXCITY. Obtenido de https://mxcity.mx/2015/10/arquitectura-en-el-museo-del-chopo-un-contraste-de-siglos/


¡GRACIAS POR LEER!


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo