RORY GARDINER: Un fotografo con buen ojo

Escrito por Roberto Tavera



Como arquitectos o estudiantes de arquitectura comenzamos a ser más observadores con todo aquello que nos rodea, a tener dudas y alguna que otra crítica hacia lo que nuestros ojos perciben y reconocen como arquitectura, además de sentir y entender las emociones que el arquitecto plasma en dicha obra.


De esto surgen muchas preguntas ¿Cómo lo logró? ¿Esas emociones se logran mediante la visión física o también digital? Esta última pregunta ha dado mucho de qué hablar, sabemos que el estar presente es la mejor manera para poder entender lo que el artista quiere que sintamos, pero… ¿Por qué supimos de dicha obra? ¿Qué nos hizo sentir dicha emoción para llegar hasta ahí?


Los o el responsable de esta inquietud, son los que con tan solo una cámara y un buen ángulo, logran dar placer al ojo humano, al ojo del arquitecto inquieto.


Entre tantos responsables, existe uno que ha obtenido un gran reconocimiento, por ayudar a los autores de muchas obras arquitectónicas a llegar al observador mediante su obra maestra, mediante su fotografía.


Con un gran conocimiento de la arquitectura por parte de su padre, era inevitable que Rory, creciera con un amor por la estructura y esa pasión por cómo las personas logran interactuar con los objetos y su espacio, no solo físicamente sino emocionalmente. Su padre fue de gran ayuda para dar forma a la apreciación de Gardiner de la forma del arte, además de darle las fuerzas para entender y adentrarse en la gran profesión de capturar una de las bellas artes visuales.


Nacido en Melbourne, Australia. Rory Gardiner estudió fotografía en el lugar que lo vio nacer, esto, después de trabajar varios años con fotógrafos de la moda en Londres. Rory inició su carrera en 2011 con una campaña de marca para Tate Modern. En pleno siglo XIX disparó internacionalmente; con mayor frecuencia en México, EE. UU. Reino Unido, Australia y Suiza.


Los pasos que ha dado por el mundo de la fotografía han visto a Rory trabajar para todo tipo de marcas como Aesop, Armadillo, Aston Martin, Chanel, Frama e Isokon con agencias como Pentagram y DN & Co



Gracias a estos grandes pasos y a su impresionante manera de captar el mundo se ha mantenido al margen y ha logrado colaborar con algunos de los arquitectos más prestigiosos del mundo, incluidos David Chipperfield Architects, Christ & Gantenbein, Carmody y Groake, así como con Tatiana Bilbao.


Como captador del interiorismo, arquitectura y paisaje, Rory obteniendo créditos internacionales de editoriales, tales como Architectural Digest, Architectural Review, Cereal, Domus, Elle Deco, Rum ID y Wallpaper. Rory nos está demostrando que, la suma de miles de píxeles y la gran posición angular de una cámara, da como resultado un sinfín de emociones visuales, emociones que el artista y el observador comprende al tener dicho arte en sus manos, frente a frente.

Este es Rory Gardiner, el ser humano que con tan solo un clic, da vida a lo material, da vida al arquitecto en su obra.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo