TOYO ITO: Un Arquitecto Sin Restricciones

Escrito por Vladimir Alvarez


“La arquitectura está limitada por diversas restricciones sociales. He diseñado arquitectura pensando en conseguir espacios más cómodos más allá de esas restricciones. Sin embargo, cuando se acaba un edificio me doy dolorosamente cuenta de mi propia insuficiencia, lo que se convierte en energía para el desafío del siguiente proyecto. Por tanto, nunca fijaré mi estilo arquitectónico y nunca estaré totalmente satisfecho de mi trabajo”.

Nació en Seúl, Corea del sur el 1 de junio de 1941 durante el ocaso de la ocupación del Imperio del Japón en dicho país, hijo de padres de origen nipón, regresaron a instalarse en el país del sol naciente en el año de 1943.


Ito ingresa al departamento de arquitectura de la Universidad de Tokio, graduándose en 1965, comienza su carrera laborando en el taller de Kiyonori Kikutake architect and associates, maestro representante del movimiento metabolista japonés, esta nueva ideología nacida en el albor de la posguerra y dado el acaecido crecimiento económico del Japón en esa época, planteaba una innovadora forma de habitar las ciudades.


El Metabolismo fundamentado en la arquitectura japonesa tradicional, concibe una nueva forma de hacer ciudad a través de una arquitectura innovadora tecnológicamente, flexible y adaptable a las condiciones de su entorno, este es un nuevo urbanismo el cual concibe a las ciudades y las formas arquitectónicas que la componen con la capacidad de crecer orgánicamente, ser resilientes y adecuarse a las necesidades de sus habitantes siempre aprovechado en su máximo el espacio físico disponible.

Teniendo esta base teórica y después de independizarse de Kikutake, funda su propio estudio de arquitectura en Tokio, llamado Urban Robot (URBOT) en esta etapa de su carrera se advierte la influencia de la ideología metabólica esta se ve reflejada en sus obras tempranas, tal es el caso de la Casa de Aluminio con tan solo 57 metros cuadrados programados de manera muy eficiente, esta vivienda prefabricada diseñada por Ito y Blue Ant Studio en 1971 representa una dualidad conceptual, entre ambas partes encontraron formas y la tecnología para expresar el contraste entre el exterior y el interior: cálido frente a frío, madera frente a metal.


Toyo Ito consideró el aluminio como revestimiento dado su condición orgánica, este tenía un uso innovador pues era un material de apariencia fluida dadas sus características físicas (ductilidad, ligereza y conducción) Ito lo consideraba como el material de la industria futurista. En el mismo periodo proyecta White U, una morada para su hermana mayor y las hijas de ésta, ella había perdido a su esposo años antes a causa del cáncer. Es aquí donde comenzamos a visualizar el pragmatismo de Toyo Ito con su estilo propio de abordar conceptos y llevarlos al espacio construido.


La idea base de la vivienda era la forma de una “L” donde la comunicación visual fuera el constante, ello se transformó posteriormente en la geometría de la “U” pues se diseñó un espacio aislado del exterior en un sentido de confort personal, se describe como un espacio etéreo; que representa la unión familiar y la superación de una pérdida. Ito estuvo presente en la demolición de su obra. Dado que las inquilinas ya no residían en dicho lugar, este hecho no representó la destrucción de la vivienda, debe interpretarse como la superación y cambio de conciencia por el cual atravesaron sus residentes, principio por el cual fue concebida como una casa para dolientes.



Sendai, una ciudad de un millón de habitantes, al norte de Tokio situada en la bahía de x es sede de uno de