Un Clásico de la Arquitectura: GALERIA NACIONAL DE LONDRES

Escrito por Pamela Aguirre Catalán


Arquitectos: William Wilkins + Robert Venturi + Denise Scott.

Ubicación: Londres, Inglaterra.

Año: 1824.

La Galería Nacional de Londres alberga una de las colecciones más importantes de pintura europea del mundo, organizadas de manera cronológica con obras que van desde el siglo XII hasta la actualidad.


Esta galería se inauguró en el año 1824 y a diferencia de otras galerías nacionales de Europa su colección no proviene de la colección privada de los monarcas del país, sino es una colección que pertenece al pueblo inglés.


Un dato curioso de esta galería es, que gracias a su contenido, es en realidad una pinacoteca y no un museo generalista, pues no exhibe esculturas ni otras artes.


El objetivo de crear este centro cultural era didáctico y comenzó con solo 38 cuadros que el estado británico compró por 57.000 libras al coleccionista privado John Julios Angestein. El museo ha llegado a crecer desde entonces y ahora cuenta con casi 3.000 obras, las cuales en su mayoría han sido donaciones particulares.

Pueden creer que el museo por su pronto crecimiento ha tenido que trasladarse de localización en tres ocasiones, ¡woooow! Vaya que ha crecido. Actualmente la Galería Nacional de Londres se encuentra en un majestuoso edificio clásico que domina la imponente Plaza de Trafalgar, fue diseñado por el arquitecto británico William Wilkins entre los años 1832 y 1838.


El edificio original de Wilkins fue muy criticado por su excesiva sobriedad y por no ser demasiado amplio, finalmente decidió trasladarse parte de la colección a otro museo aunque no pudo evitarse su ampliación del ala Sainsbury, una extensión en el lado oeste de la galería que se llevó a cabo a finales del siglo XX de la mano de Robert Venturi y Denise Scott.

Actualmente, prácticamente lo único que se conserva del edificio original es la fachada. Ahora sabemos que como arquitectos es importante conocer cómo nuestros diseños pueden llegar a crecer en un futuro y contemplar estos cambios para que nuestro diseño y arquitectura prevalezcan en el tiempo y sean realmente funcionales para lo que se están diseñando.


¡GRACIAS POR LEER!

1 visualización0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo