Un viaje por la historia de Guanajuato | "Casa del Rector" Hotel Boutique

Escrito por César Alonso Calderón Guevara


Arquitectos: Luis de Silva y José Francisco Arroyo

Ubicación: Guanajuato, México

Fotografía: Mayra Cruces

Año: S. XIX.

Una histórica pieza de arquitectura mexicana que es en resumen una boutique hotel ubicada en la ciudad de Guanajuato, México, a 300 metros del Museo Alhóndiga de Granaditas. El nombre del hotel boutique es “Casa del Rector” debido a que fue el hogar, durante cerca de 50 años, de Armando Olivares Carillo, fundador y primer rector de la Universidad de Guanajuato, de ahí el nombre de Casa del Rector.


Se sabe que el encargado de la restauración y adaptación al hotel Boutique de esta casa, fue el gerente Carlos Bravo. A lo largo de la remodelación se usaron materiales naturales de la misma zona como la piedra y tierra que se caían de los cerros aledaños a la casa, otorgando el concepto de diseño, el cual estuvo a cargo del arquitecto Luis de Silva y el interiorismo por el arquitecto José Francisco Arroyo, director actual del hotel.

La historia del lugar comprende desde la época virreinal, cuando el recinto funcionaba como casona del siglo XIX donde habitó el general Florencio Antillón, tío del célebre escritor guanajuatense Jorge Ibargüengoitia, quien colaboró con Ignacio Zaragoza en la Batalla de Puebla.


Allí también vivió el coronel Joaquín Obregón González, primer gobernador oficial de Guanajuato. Curiosamente, el hotel aún conserva vestigios y detalles de herrería que datan de la época cuando aún vivía aquel coronel.


De igual manera, algunas áreas del hotel llevan el nombre de los personajes mencionados, como el director de investigación o el primer rector del Colegio de la Purísima Concepción (antecesor de la Universidad de Guanajuato).

El lugar también se le conoce por sus invaluables piezas de arte los cuales están en constante exposición, como por ejemplo en el Café 33, dentro del hotel, hay un cuadro de Don Eugenio, en honor a Don Eugenio Trueba Olivares, en una de las salas conocida como Armando Olivares Carrillo.


La fachada neoclásica con la propia distribución de vanos de la época con su respectivo balcón con barandillas de acero, acompañado con detalles ornamentales escultóricos de bajorrelieve.

<