FERNANDO GUERRA: El Fotógrafo que Vive de su Pasión

Escrito por Facundo Ignacio Fuentes


Al ver una fotografía vemos una imagen que nos puede transmitir desde sensaciones hasta sentimientos, lugares, recuerdos e ideas pero lo que a veces no vemos en la imagen es gracias a quien estamos pudiendo verla.


Fernando Guerra nace en Lisboa en 1970 y cuenta que desde muy chico siempre tuvo esa afición por la fotografía. Tras licenciarse como arquitecto pasa cinco años trabajando en Macao pero en 1999 vuelve a Lisboa para formar junto a su hermano también arquitecto la firma FG+SG pero a pesar de tener proyectos de arquitectura encontraron su camino en su gran pasión que lo tenía atrapado desde sus 16 años, la fotografía. Convirtiéndose así en uno de los más importantes fotógrafos de arquitectura.


Sus fotografías se distinguen por la limpieza; por una intensidad que permite visualizar con claridad los aspectos físicos de cada proyecto; y por una técnica que evita la sofisticación excesiva, y que, a la vez, resalta la pureza de la imagen. Sin olvidar la constante presencia humana.


Resulta difícil imaginar un espacio que contraste más con los mundos de Fernando Guerra, un fotógrafo cuya obra se caracteriza por retratar edificios futuristas con vertiginosos puntos de fuga. En cambio, su garaje es austero. Y a pesar de ello, un garaje situado en plena Lisboa guarda sus cuatro deportivos de la marca Porsche. Cubiertos por lonas rojas a resguardo del polvo, los vehículos están aparcados uno tan cerca del otro que casi se rozan. Su propietario se refiere al cuarteto como ¨mi pequeña familia¨. El garaje supone para él un oasis de paz y tranquilidad donde encuentra la calma necesaria para desconectar del trabajo y liberar la mente.


Así como Fernando Guerra todos deberíamos permitirnos vivir de lo que nos gusta, vivir todos los días de tu pasión y destacarte en ello, porque no? en el caso de Fernando Guerra compartiendo su mirada sobre diferentes espacios y no solo quedándose con eso sino también saliendo a vivir otras pasiones como lo son los autos.


Espero que la nota te haya gustado y ayude a que como Fernando Guerra todos vivamos nuestras pasiones.



¡GRACIAS POR LEER!